InakiLancelot
  Mr. Nobody
 

FANTASÍA DE LA PERSISTENCIA

«La vidas de Mr. Nobody»
Director: Jaco Van Dormael
Nacionalidad: Belga
Intérpretes: Jared Leto, Sarah Polley, Diane Kruger
Fecha de estreno: 23/7/10

«La vidas de Mr. Nobody» es una película fantástica que abarca la vida del último hombre mortal, culminada a finales del sigo XXI. Un cuento apegado a la realidad que se dirige a las sensaciones más que a las reflexiones y proyecta los resultados de la evolución técnica sobre la felicidad humana.

A partir de un guión vivaz y un montaje que encadena excepcionalmente las diferentes escenas, el director belga Jaco van Dormael ilustra el evidente azar que subyace al contexto en que nace cada uno y a la multiplicidad de vidas que podrían haberle correspondido.

Van Dormael mantiene la sensibilidad que ya le caracterizó en su primer film en 1992, «Totó el héroe», hacia ancianos y adolescentes. El espectador siente desde la propia piel la perplejidad del longevo centenario frente al tipo de vida vigente en su senectud y frente al decaimiento físico propio. Al tiempo, ensalza la explosión de energía y confianza, la fiesta de emociones y entregas afectivas que corresponden a la edad de iniciación.

«Mr. Nobody» pertenece a un tipo de cine que incluye el elemento fantástico como parte del mensaje. Filmes como «Camino» o «Caótica Ana» que arrebatan la razón del espectador para conducirle a un mundo propio y transmitirle de forma personal y fehaciente lo que difícilmente se logra con argumentos.

En este film europeo, rodado en Bélgica, Canadá, Alemania y Reino Unido, se percibe generosidad presupuestaria además de imaginación y curiosidad científica. Un primoroso trabajo de documentación para situar al espectador en los diferentes saltos temporales y espaciales con una sola y excelente fotografía, con una simple nota musical. Al mismo tiempo que se transmite el vértigo de la velocidad y la potencia visual de una colisión, surgen la ternura o el recuerdo de una decisión equivocada.

La identidad y la estructura causa – efecto son cuestionadas. La segregación de saliva ante el toque de campana de los perros de Pavlov, es sustituida aquí por el aleteo de aves que pretenden en vano que surja comida. Los personajes conocen varias vidas diferentes, todas ellas igual de reales, como aquel gato del cuántico Schröedinger que no estaba vivo ni muerto.

Todo para llegar a la esencia tantos avances después. En un mundo en que todo se televisa, de transportes rápidos e individuales, el mortal quiere respirar más despacio para que el tiempo pase lento. Para permanecer más tiempo vivo.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 9 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=