InakiLancelot
  Caos calmo
 

DEBACLE EMOCIONAL CONTENIDA

Caos calmo
Director: Antonello Grimaldi
Nacionalidad: Italia
Intérpretes: Nanni Moretti, Valeria Golino, Isabella Ferrari
Estreno: 20/6/8 

Durante casi dos horas presenciamos el luto de un hombre por la muerte repentina e inesperada de su mujer. Un luto carente de tradición laica en un personaje que carece de apoyo religioso. Decidido a contener el dolor, toma una serie de decisiones sólo creíbles por el estado de desesperación en que debe de hallarse. La improbabilidad de las situaciones que siguen dan a la cinta un aire mágico de cuento. 

El protagonista se enfrenta a la excesiva importancia que había concedido a su vida profesional y descubre aspectos que nunca sospechó sobre su hija o, incluso, sobre su mujer. Al mismo tiempo, las personas de su entorno le muestran una necesidad de afecto y escucha de las que no era consciente. Las mujeres se le abrazan, los compañeros le confiesan sus miedos e ilusiones… 

Son tramas secundarias que se insinúan y complementan a la principal, el luto. Este no se muestra con artificio musical y caras descompuestas por el dolor, sino a través del comportamiento extraviado del comedido doliente. Orientación loable que, sin embargo, no consigue que el espectador empatice con el personaje. No por el naturalismo de la narración, sino por la deriva fantástica del argumento. A ella contribuye la presentación de los secundarios exclusivamente por su relación con el omnipresente protagonista. Carentes de personalidad propia, resultan casi caricaturescos. 

De toda la función quedan momentos bellos. Como la espera de los padres a la salida del primer día de clase de los niños. Como la claridad con la que expone la facilidad de adaptación de un niño en contraposición a la del adulto, ya atrofiada por algún sortilegio maldito. 

Presentado en Berlin 2008, protagonizado por Nanni Moretti y con una fugaz aparición de Roman Polanski, Caos calmo es un film de sentimientos que evitar caer en el dramatismo. En mi opinión resulta excesivamente controlado y no termina de definirse entre naturalismo y realismo mágico, lo cual es una pesada carga que no logra remontar. 

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 51 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=