InakiLancelot
  El laberinto del fauno
 

FANTASÍA QUE ACERCA LA REALIDAD

«El laberinto del fauno»
Director: Guillermo del Toro
Nacionalidad: España - México
Intérpretes: Maribel Verdú, Sergi López, Ivana Baquero, Álex Angulo, Ariadna Gil, Federico Luppi
Estreno: 10/10/6 

«El laberinto del fauno» se adueña de la atención del espectador desde la primera hasta la última imagen para transportarlo a una realidad propia y coherente, arrastrándolo durante 113 minutos fuera de sus tribulaciones cotidianas. 

La trama transcurre en dos historias paralelas. Una primera fantástica, plagada de hadas, faunos o mandrágoras, seres con formas andróginas que sacrifican mayoritariamente su propia existencia para que la heroína de la historia llegue a ocupar su posición dentro de una trinidad no sagrada, completada por una reina madre (Ariadna Gil) y un rey padre de acento argentino (Federico Luppi). La consecución de este trono por la princesa, salva el destino de todos los seres de ese mundo maravilloso. 

La segunda historia nos muestra el enfrentamiento posterior a la finalización de la Guerra Civil española entre los guerrilleros del “maquis” y un destacamento militar dirigido a su eliminación. Entre escenas de torturas, ejecuciones arbitrarias, muerte, autoritarismo, hambre, debilidad emocional, espíritu rebelde,... la crueldad y la dureza de ciertas imágenes de esta segunda historia (en la que la mayoría de los muchísimos personajes intervinientes sufren muerte violenta ante la cámara) se hace soportable sólo gracias a la alternancia con el fantástico mundo “fauno”. 

Y es precisamente, bajo mi punto de vista, la habilidad al engarzar ambas historias la que engrandece esta película. Ello permite que al mismo tiempo que se abandona cualquier posibilidad de verosimilitud por el enfoque fantasioso de al menos una de las historias (si no las dos) pueda transmitirse una serie de hechos históricos que aún en este tiempo provocan polémicas ideológicas. Sin duda, el guión alternante, nunca lineal y sin embargo bien cerrado, es uno de los puntos fuertes del film que nos ocupa, lo que fue reconocido con el galardón correspondiente entre los premios Goya 2006.

Como punto fuerte es también la actuación de Maribel Verdú, cuyo acento sitúa la acción en el Pirineo aragonés, y que logra ascender un peldaño en su nivel habitual, para interpretar uno de los personajes que seguramente muestre una personalidad más alejada a la suya propia: bajo nivel cultural, entreguismo en un régimen de servidumbre, limitadísima capacidad de elección... Sólo su amor filial le confiere cierta personalidad emancipada. Realmente el Jurado tuvo que sopesar mucho antes de no reconocerla como mejor actriz del año. Algo que sí logró como actriz revelación Ivana Baquero, la princesa de la historia. 

Destacable por mi parte también Álex Angulo, que en uno de los momentos cumbre de la película logra mostrar al mismo tiempo la entereza y el miedo a morir con un giro de voz que se torna trémula como no suele mostrarse en cine, donde lo habitual es que el héroe sea siempre valiente. Álex Angulo dedica una frase al violento mando principal del destacamento militar (Sergi López) que sitúa a todos respecto a la catadura moral de éste, al tiempo que revela con sus gestos y su entonación, su propio y fundado temor.

«El laberinto del fauno» se recibe como un bloque compacto en el que la música, la fotografía, la animación, los efectos visuales... forman un conjunto que guía al espectador en esa nueva realidad que constituye la propia película, realidad que una vez bajado el telón queda detenida, y sólo abriendo de nuevo el libro (a la manera de “La historia interminable”) podríamos de nuevo sumergirnos en ella. Cumple así el cine su función de entretenimiento, de admiración, de conocimiento de hechos y de conductas humanas que invitan también a la reflexión y al crecimiento personal.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 5 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=