InakiLancelot
  Pablo
 

UN INSTANTE DE DOS MIL AÑOS

«Pablo el apóstol de Cristo»
Director: Andrew Hyatt
Nacionalidad: EEUU
Intérpretes: Jim Caviezel, James Faulkner, Olivier Martinez, Joanna Whalley, John Lynch
Estreno: 23/3/18 

Saulo de Tarso nació en la provincia romana de Cilicia, en la costa sur de la península de Anatolia, hacia el año 5. Fue ciudadano romano coetáneo de Jesús de Nazaret y perseguidor de los practicantes de la nueva religión. Pero hacia el año 35 en un viaje a Damasco, experimentó su conversión. Ya como Pablo realizó tres viajes de evangelización, cubriendo unos tres mil kilómetros, mayoritariamente a pie. Sus epístolas forman parte fundamental de los Evangelios, como los Hechos de los Apóstoles, en los que su discípulo Lucas glosa gran parte de su vida. 

Cuando nació gobernaba en Roma el primer emperador, Augusto. A quien siguieron Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, el último de la dinastía Julio – Claudia. 

Hacia el año 67 Pablo es llevado prisionero a Roma, donde impone su capricho el emperador Nerón. La ciudad sufre un incendio, del que culpa a los cristianos. Decreta su martirio y la ejecución de Pablo, quizá su figura más importante tras la muerte de Pedro y Santiago. 

En este punto se inicia la película «Pablo, el apóstol de Cristo». Con la llegada del médico griego Lucas (El Evangelista), culto y preparado, a la ciudad imperial. Su objetivo es sorber de la sabiduría de Pablo en sus últimos días de vida, visitándolo en el sótano que ocupan los condenados a muerte en la prisión Mamertina. 

Andrew Hyatt, que antes dirigió «Llena de gracia», hace una recreación histórica de la urbe, reflejando escenas como la venta de esclavos, si bien elabora un film intimista, que incide en los sentimientos de los personajes, centrándose en las catacumbas. En la vida en penumbra iluminada someramente con teas de aceite. En unos tiempos salvajes donde los vigías aplican el castigo capital a su juicio y donde los huérfanos son asesinados. 

El film evita la senda espectacular y utiliza elementos cinematográficos con muy mala prensa entre la crítica actual, como los ralentizados, los discursos en off y la música encabalgada. Al mismo tiempo, plantea interesantes dicotomías entre los personajes. Priscila y Aquila, protectores de la comunidad se debaten entre escapar para salvar vidas o quedarse para atender a nuevas víctimas. Mauricio, el prefecto de la prisión, se cuestiona la fidelidad a lo que se espera de él como militar romano y apenas contiene su curiosidad ante la ciencia o el carisma de un recluso que cita el amor como la única salida posible. 

Los recuerdos del pasado y la imagen del protomártir Esteban atormentan a Pablo mientras arden antorchas humanas. Y dos escenas quedan en el recuerdo. En la primera, un grupo de penados es conducido en la oscuridad hacia una luz intensamente blanca, cegadora. La del circo, su final. La otra recoge cómo la primera transcripción realizada por Lucas es copiada a mano simultáneamente por diferentes personas que multiplican el escrito siglos antes de la invención de la imprenta.

Sucedido dos mil años atrás. Apenas un instante.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 98 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=