InakiLancelot
  Una palabra tuya
 

SOBRE LOS DIFERENTES

Una palabra tuya
Director: Ángeles González-Sinde
Nacionalidad: España
Intérpretes: Malena Alterio, Esperanza Pedreño, Antonio de la Torre, Alfonsa Rosso
Estreno: 22/8/8 

Aunque la sociedad parezca negarlo, no todos somos iguales. No todos llevamos una vida ordenada y seguimos la corriente general. Existen personas diferentes cuya personalidad nos cautiva. Su vida al margen de normas sociales produce cierta fascinación. Sus bajones anímicos nos sitúan inermes ante el mismísimo fin de la vida. Sus subidas son las fiestas más reales y sentidas que puedan celebrarse. Su existencia es puro arrebato romántico. 

Una palabra tuya, dirigida por Ángeles González Sinde a partir de la novela de Elvira Lindo, crea un personaje de este tipo, Milagros, una maravillosa “diferente” de quien es fácil enamorarse. 

Junto a ella comparte el meollo de la trama su amiga Rosario, una urbanita de nuestro tiempo, dubitativa y desesperanzada, carente de la suficiente candidez para ser bondadosa y de la maldad para triunfar socialmente. Malena Alterio compone un personaje creíble que podría ser un vecino o un compañero de trabajo. Su brillante actuación es lo mejor del film y define su momento álgido (hasta este momento) como actriz. Precisamente cuando recibe el encargo de ser intérprete principal. 

La directora desarrolla el argumento con dinamismo, prestando atención a los sentimientos de los protagonistas ante el cuidado de nuestros mayores, la implicación desigual entre hermanos, la inestabilidad laboral o la soledad. Costumbrismo en clave de melodrama, que alterna momentos cómicos y dramáticos, una fórmula conocida y eficaz para atraer al público. 

El trabajo de González-Sinde reluce en la excelente puesta en escena de la muerte de un ser querido. Su ambientación sobria, exenta de artificios, vivifica el dramatismo de la situación, sumiendo al espectador en la mezcla de emociones que experimentan los protagonistas. 

Sin embargo, un guión que enfrenta a un personaje extraordinario con otro tan verosímil y común, no explota todas sus posibilidades. El público no sufre el deterioro del anciano aquejado de una enfermedad degenerativa, ni la dureza de las labores diarias de atención. No evoluciona junto al enfermo. Asimismo, el espectador no llega a atisbar las dificultades que plantea convivir con alguien como Milagros o cuáles son sus conflictos internos. El diferente no puede ser sólo deslumbrante. Tiene un reverso y de esta parte no hay apenas noticias en la cinta. 

La producción, finalmente, busca razones socioeconómicas o educacionales para justificar el hecho de que una persona sea diferente. Propósito innecesario porque cada ser humano es único independientemente de su estrato social. 

Aspectos positivos y negativos de una película bienintencionada, con vocación intimista, que entiende que el cine está hecho para entretener, conmover y empatizar. Al mismo tiempo, evita conscientemente provocarnos algún padecimiento, no vaya a ser que entonces la película no nos guste. 

Iñaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 97 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=