InakiLancelot
  Cautiva
 

SIN ELECCIÓN

Cautiva
Director: Brillante Mendoza
Nacionalidad: Filipinas
Intérpretes: Isabelle Huppert, Raymond Bagatsing
Estreno: 26/7/13

Cautiva es una película espectacular, narrada con encomiable claridad, que transcurre velozmente y se contempla con el corazón en un puño.

Con multitud de personajes, escenas impactantes y disponibilidad de medios, el núcleo principal de su argumento son las relaciones humanas y los sentimientos de los protagonistas ante una situación trágica. La convivencia obligada en condiciones penosas de un grupo de personas que no escogieron conocerse.

Los personajes crecen a lo largo de los casi dos años de trama, las relaciones entre ellos se modifican, los caracteres y liderazgos evolucionan. Y la fidelidad de la exposición es uno de los grandes aciertos del guión y la dirección de la cinta.

También aporta una fotografía luminosa cuyas imágenes reflejan la belleza de la selva: tanto el colorido de los reptiles como la espectacularidad del bosque frondoso.

Cautiva es una película filipina de Brillante Mendoza. Bien dirigida, bella y que combina el espectáculo con la necesidad de comunicar sentimientos y vivencias.

Escoge el punto de vista de una occidental en acción de voluntariado, en un punto de partida que recuerda a Inch’allah. Pero el argumento no toma partido. La acción transcurre en la separatista e islamista isla filipina de Mindanao, entre multitud de facciones, violencia y en un medio selvático tan arrebatadoramente encantador como agresivo y peligroso.

Ninguno de los grupos es definidamente culpable, ninguna de las personas absolutamente buenas. Simplemente, todos carecen de capacidad de elección.

Cautiva recuerda aquella Agenda oculta en la que Ken Loach denunciaba los hilos del Estado en las tramas terroristas. Pero el fin que persigue Brillante Mendoza no es revelar la corruptela, sino mostrar con precisión qué significa ser objeto de un secuestro con fines económicos, o qué significa formar parte de un grupo terrorista. El espectador, inteligente como es, leerá entre líneas acerca de la actuación del Estado .

El buen cine espectáculo ha narrado siempre con maestría acciones bélicas como el desembarco de Normandía. La cuestión es que mientras tales hechos sucedían, en el mismo instante, tenían lugar partos en hospitales de esa misma ciudad y un depredador cazaba a un pequeño mamífero. La capacidad de que los tres hechos confluyan de forma natural en una escena, configurando un fresco mucho más realista que épico, es mérito del realizador filipino.

Brillante Mendoza enfoca el período de reclusión, desde todos los puntos de vista. Secuestrados ricos, pobres, con contactos, ancianos. Los líderes del comando, los agresivos, los captados… Un documento espectacular y conmovedor.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 1 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=