InakiLancelot
  Mi vida sin mí
 

DRAMA CONSEGUIDO 

«Mi vida sin mí»
Director: Isabel Coixet
Nacionalidad: España
Intérpretes: Sarah Polley, Mark Ruffalo, Debbie Harry, Amanda Plummer, Scout Speedman, Leonor Watling, María de Medeiros
Rodada en British Columbia, Canada
Estreno: 7/3/3

Con la sagacidad del mejor literato, Coixet observa la vida norteamericana. Con la distancia que le permite residir allí sin ser de allá, llama su atención lo que para el oriundo es normal. Con la valía del artista, lo plasma en cine.

Y así es como retrata a personas que comen tortitas, odian la nieve, se empeñan en adelgazar y lloran viendo películas en la soledad del salón de su casa. Que viven en caravanas, llevan ropa a la lavandería y bostezan en una ciudad despersonalizada.

Que ansían conocer el sentimiento de enamorar a otro y tener sexo con más gente, sin dejar de querer a quien quieren. Que saben que dicen muy poco a sus hijos que los quieren porque, de hecho, apenas dicen lo que piensan. Que hace demasiado tiempo dejaron de visitar a su padre y llevan el mismo corte de pelo desde que se recuerdan. Que llegan a la madurez con una insatisfacción y un resentimiento, este sí, global de verdad.

Y se engancha al poder de la maternidad, a la fascinación que le produce la infancia. Tan maravillosamente capaz de convertir en juego un aburrido y monótono alimento. A las hermanas mayores que reprenden pertinazmente a las pequeñas. A la persistencia de los recuerdos infantiles asociados al tacto y a las melodías.

A las rupturas de la convivencia que le dejan a uno sonado durante un tiempo perdido y en una casa más fría que el habitáculo de un coche. A la soledad y al amor desinteresado, siempre con un toque de escepticismo.

A la emoción de acompañar a los hijos hasta su mayoría de edad. O la tragedia de que ello no sea posible porque la existencia es efímera.

Y si me toca a mí. Entonces, ¿qué? ¿Cuáles son mis diez mandamientos antes de morir? Resumidos en uno solo: encontrar quien me sustituya para que todo siga igual.

«Mi vida sin mi» se recibe conteniendo las lágrimas como la protagonista hace con sus náuseas. Pero cuidado que no desborden con el fundido a negro, previo a las líneas de crédito. Porque esta obra de Coixet es emotiva a raudales. Arrebatadora.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 26 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=