InakiLancelot
  La profesora de parvulario
 

LÍRICA CONTRA EL MUNDO

«La profesora de parvulario»
Director: Nadav Lapid
Nacionalidad: Israel
Intérpretes: Sarit Larry, Avi Schnaidman, Ester Rada, Yehezkel Lazarov, Lior Raz
Estreno: 26/6/15

Sorprende gratamente la llegada a la cartelera española de este largometraje israelí, el segundo de su director, Nadav Lapid. Una película en la que, a pesar de su origen, el conflicto palestino no ocupa lugar, salvo una mención a la violencia racista de hinchas deportivos y su transmisión al mundo infantil. Una obra universal y sumamente ambiciosa en la cantidad de temas y perspectivas tratados.

El primero de ellos y el principal, la creatividad poética innata. Además, el cuidado a la infancia y su educación. La semblanza de este mundo tan profesional y práctico que asfixia la inquietud lírica. El cuestionamiento de los límites de la libertad individual, el peligro de mantener una idea propia que fue buena en origen, contra viento y marea. Don Quijote o Sancho Panza.

«La profesora de parvulario» se introduce en una guardería, mostrando con mimo los juegos y decorados del centro, la dedicación de una profesora ante la que uno quiere regresar a los cuatro años y, sobre todo, la diferencia de marcados caracteres ya en estas personas quizá no tan en proyecto.

Superada la presentación del contexto, aborda el impulso creativo, la poesía que surge a golpe de inspiración incontrolable, precedida por un sentimiento de angustia y seguida por el alivio una vez expulsada y recogida a golpe de lápiz. Una experiencia extática y hasta catártica, favorecida por la vigilia. En estos tiempos en que el modelo pondera al poeta del esfuerzo, al literato que dedica horas de trabajo contra el folio en blanco, Lapid recoge la poesía que responde a una iluminación y surge de una mente aún no cultivada. Miguel Hernández o Borges. O Mozart.

No debe creer el futuro espectador que la obra vaya a caer en manierismos estéticos o ser una película difícil de ver. De hecho, transcurre con fluidez y sabe transmitir desde el entretenimiento. Crea suspense y da libertad a los personajes para que nos sorprendan, aunque actuando siempre de forma totalmente ajustada a su personalidad.

Hay más asuntos tratados. La diferencia del punto de vista entre un adulto y un niño, evitando dar por sentado que el primero esté más cerca de la realidad. La mención al arte espectáculo y a la poesía costumbrista, frente a la que nace de una imperiosa necesidad de expresión íntima y de escapar a la banalidad, a la que las primeras contaminan inevitablemente. Cultura invisible o de masas. Eso sí, sin apriorismos elitistas, sugiriendo el debate.

Finalmente, acompaña todo el metraje desarrollado en Tel Aviv una atrayente sensualidad larvada en la figura de la protagonista, quien es objeto de la mirada de una cámara seducida y seductora. Una perspectiva chocante por el origen de la cinta y por su profesión. Pero cautivadora.

Como toda esta obra, personal, reflexiva y muy entretenida. Autobiográfica cavilación acerca de la pureza en el arte y el rudo devenir de nuestra sociedad.

Novedosa y muy interesante. Gran película.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 2 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=