InakiLancelot
  Nacidas para sufrir
 

VEJEZ DESATENDIDA 

«Nacidas para sufrir»
Director: Miguel Albadalejo
Nacionalidad: Española
Intérpretes: Adriana Ozores, Petra Martínez, María Alfonso Rosso, Malena Alterio, Mariola Fuentes
Estreno: 11/12/9

Un perro abandonado, con gesto suplicante, persigue pacíficamente a prudencial distancia a un hombre. Transcurridos unos metros de esta desigual danza, el individuo se torna hacia el animal y sin agresividad, más bien con cierto pudor pesaroso, le hace señas evidentes de que debe cesar en su petición de ayuda.

“Nacidas para sufrir” es una excelente película dirigida por Miguel Albadalejo, de la que es difícil comentar algo sin desvelar misterios necesarios para disfrutarla. Una secuencia como la anterior, inserta a mitad de metraje, describe certeramente el objetivo de la película.

El director almeriense se mantiene fiel a su línea de cine social y realista, desplazado esta vez a un entorno menos urbano. Dos elementos contribuyen a que su octava película alcance un resultado superior a todos los anteriores. En primer lugar, su habitual inclinación hacia personajes desfavorecidos culmina aquí con la creación de caracteres magníficamente descritos y creíbles, a lo que contribuyen las interpretaciones de Adriana Ozores y Petra Martínez, sencillamente magistrales.

En segundo lugar, su sensibilidad hacia aquella mujer nacida con la función de ser el soporte del hogar. Este es un film protagonizado por mujeres, que recuerda aquel «¿Qué hecho yo para merecer esto» de Pedro Almodóvar.

El tratamiento sobre el “tonto del pueblo”, ese patito feo al que el grupo no deja crecer, postergado en el duro entorno rural, es espléndido y veraz. Las luces y sombras de los personajes, sus virtudes y miserias, que siempre aparecen en todo mortal, reflejan un conocimiento humano que pocos directores alcanzan.

Una habitación en una residencia de ancianos puede parecer bella, bien recogida, limpia. Puede semejar un medio cálido, agradable. Será una impresión general que difícilmente compartirá el propio interesado. Albadalejo se supera en este film en su capacidad para mostrar las visiones antitéticas según la posición que ocupe cada uno, y cierra un guión elocuente y rítmico.

Se alternan los giros en la trama, los momentos cómicos y los dramáticos, según el estilo propio del director: sencillez argumental y cinematográfica, uso de la comedia para tratar asuntos trascendentes. Aparición de seres desvalidos, homosexualidad, egoísmo en el fondo humano.

Con la sonrisa en el rostro nos va encaminando hacia la comprensión de los personajes. Autoritarios, toscos, entrañables. Una combinación melodramática para recapacitar sobre la vejez desatendida, esa que en su época final ha de buscar solución contra el sentimiento de soledad.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 27 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=