InakiLancelot
  Flame & Citron
 

QUIÉNES FORMAN LA RESISTENCIA

«Flame & Citron»
Director: Oleg Christan Madsen
Nacionalidad: Dinamarca
Intérpretes: Thure Lindhardt, Mads Mikkelsen, Stine Stengade
Estreno: 1/1/9

El cine bélico es uno de los géneros fundamentales de tal arte. Hubo y hay guerras. Y existe la prensa para informar de los acontecimientos, pero se demuestra insuficiente para saciar la necesidad de conocimiento de aquellos espectadores que desean profundizar en la intrahistoria de las fechas señaladas. Por ello, muy pronto, el aparato estadounidense pudo ensalzar el espíritu patriota a través de “El puente sobre el río Kwai” o “Los cañones de Navarone”.

Aquella visión idealizada de guerreros que no pasaban hambre ni frío, provocó otras miradas que reflejaran la vida lejos del frente, en las ciudades sitiadas o bombardeadas. Se trataba de conocer el tipo de vida que le quedaba a quien no había decidido la guerra, a quien no empuñaba el fusil. En España siempre quedará la magistral “Las bicicletas son para el verano” como documento de las condiciones en Madrid durante la guerra civil.

Llega ahora a la cartelera española un film danés sobre la ocupación alemana de su país durante la segunda guerra mundial, cuando la extensión del ejército nazi por Europa alcanzó Copenhague. El director Christian Madsen nos presenta la historia de dos héroes daneses de la resistencia. Evitando con absoluta destreza el ensalzamiento irreflexivo de sus protagonistas, despliega un cuadro realista sobre las relaciones de poder existentes en la ciudad y la psicología a la que responden los personajes.

Con una ambientación excelente de la ciudad en la época en que sitúa la acción, Madsen crea una serie de fuertes personalidades que se recuerdan a la salida del cine. Son personas de carne y hueso a las que llegamos a conocer en profundidad, mostradas a un ritmo excelente y muy bien interpretadas.

La pregunta que parece hacerse el director es “si desgraciadamente nos conducen a una guerra, ¿quiénes forman parte de la resistencia?”. Y de su respuesta se deduce que poco hueco queda para la gente de bien en tales circunstancias. Flame es un joven aún inmaduro que descubre el poder que otorga un arma de fuego. Citron es un fanático con poco apego afectivo. Ninguno de ellos es lo peor. Serán víctimas utilizadas en vida por los negociadores de la guerra. A su muerte serán convertidos en héroes por los negociadores de la paz, en meros instrumentos de manipulación popular.

El drama es descubrir que los negociadores de ambos momentos, guerra y paz, son los mismos. Ellos no acuden al frente, no sufren las penurias de la población civil danesa. Sólo negocian y deciden. Son los profesionales del cargo. Si pudiéramos cuidarnos de ellos…

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 8 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=