InakiLancelot
  Primos
 
UN SPOT TURÍSTICO AHOGA A UN DIRECTOR PROMETEDOR

Primos
Director: Daniel Sánchez Arévalo
Nacionalidad: España
Intérpretes: Quim Gutiérrez, Imma Cuesta, Raúl Arévalo, Antonio de la Torre, Adrián Lastra, Clara Lago, Nuria Gago, Alicia Rubio
Estreno: 4/2/11 

El cine de Daniel Sánchez Arévalo brilló cuando nos habló de sus propios demonios, en AzulOscuroCasiNegro. Cuando dio rienda suelta a su capacidad de profundización en los aspectos más desconocidos de la infelicidad, entre hospitales, ansiolíticos y tendencias suicidas expresados con un sentido del humor encomiable. Un humor autoparódico que parece surgir del conocimiento de causa en carne propia o en la de muy allegados y que logra un muy eficaz cuestionamiento de las convenciones, en especial las que atañen a la familia. 

Es esencial para tal fin la contribución de dos fieles y excelentes actores, el magnífico cómico Raúl Arévalo, que también ha demostrado su calidad interpretativa en otros papeles más serios aunque nunca contenidos, y el pluridisciplinar Antonio de la Torre, sin duda, uno de los grandes. 

Su irrupción en el largometraje con la muy pesimista AzulOscuroCasiNegro le supuso a Sánchez Arévalo el gran reconocimiento en los Goya de 2007 y la posibilidad de convertirse en director. Su evolución posterior mantiene alguna de las señas de identidad de aquel debut, al mismo tiempo que se dirige hacia nuevas metas. 

En su segundo film, Gordos propuso una estructura de narración personal al mismo tiempo que novedosa en su trayectoria, mientras mantenía su atención a los traumas y déficit afectivos de sus personajes. En este tercer film, Primos la novedad estriba en su decisión más o menos consciente de dirigirse hacia el llamado gran público. 

El cine ha sido utilizado como escaparate publicitario por ciudades de todo el mundo a lo largo de décadas. Venecia o París han ejercido de escenario de las tramas más diversas, que sirvieran sólo de mera excusa para divulgar los encantos turísticos de dichas ciudades. 

En España, hubo una época de malísimo cine publicitario localizado en poblaciones costeras como Marbella o Torremolinos. Feos actores regordetes y bajitos se exhibían junto a mujeres rubias y jóvenes que destapaban alguna parte sensible de su cuerpo, especialmente durante el primer tercio del metraje y en el trailer de la película en cuestión. Un estilo ya casi olvidado que trajo de nuevo a la actualidad, reciente y trágicamente, la horrorosa Una hora menos en Canarias, protagonizada como esta que nos ocupa por Quim Gutiérrez, una especie de Landa inexpresivo. 

Probablemente la necesidad de financiación para sacar su película adelante, y la buena disposición de la Comunidad de Cantabria para promocionar la bellísima ciudad de Comillas, ha conducido a Sánchez Arévalo en la mala dirección. Y ello obliga a los espectadores de Primos a presenciar bastantes minutos de metraje que no son cine sino spot (publicitario). Si ello es malo, lo peor es que roba tiempo para que un autor singular pueda expresarse, quedando su mensaje en meros apuntes que no logran desarrollo, lo que causa una gran insatisfacción en el espectador. Aspectos interesantes como la superación personal, los problemas de identidad o la sobreprotección quedan así esbozados de forma muy superficial. 

Partiendo del landismo, la película deriva hacia la comedia adolescente y el melodrama desbocado, despeñándose como las vidas de sus personajes contra el rompeolas publicitario hacia el que nunca debió bogar. Un verdadero crimen viniendo de un autor como Daniel Sánchez Arévalo, que tiene magníficos argumentos que transmitir. 

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 95 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=