InakiLancelot
  Más allá de las colinas
 

VELOCIDADES

«Más allá de las colinas»
Director: Cristian Mungiu
Intérpretes: Cosmina Stratan, Cristina Flutur, Valeriu Andriută y Nora Covali
Nacionalidad: Rumana
Estreno 25 de diciembre

Poco se conocía del cine rumano en España hasta hace menos de una década, situación que se ha aminorado gracias al aluvión de creaciones llegadas desde aquel país a los grandes festivales internacionales durante los últimos cinco años.

El momento culminante que inició la actual explosión, probablemente, se produjo en Cannes 2007, cuando Cristian Mungiu era galardonado con la Palma de oro por su segunda película «4 meses, 3 semanas, 2 días», un emotivo relato sobre el aborto juvenil durante los últimos años de Nicolae Ceauşescu.

Cinco años antes, Mungiu había debutado como director de largos con «Occidente», un conjunto de tres relatos con el tema de la inmigración rumana como nexo común. Y cinco años después, en el actual 2012 y configurando una carrera tan sosegada como sólida, llega a nuestra cartelera su tercera película “Más allá de las colinas”, por la que cosechó en el último Cannes los premios al mejor guión y a las mejores actuaciones para el dúo de protagonistas femeninas.

De entre este mundo de varias velocidades, Mungiu se detiene en un área en la que las tortugas parecen volar, un monasterio ortodoxo al que no llega la luz eléctrica en una comarca especialmente deprimida de su país.

Varias temáticas ocupan el argumento, magníficamente trenzado en un guión en el que cada escena es un paso adelante para comprender nuevos puntos de vista y cuestionarse los anteriores. Como fundamental, la debilidad de todos los participantes para atender la enfermedad mental. Un incapaz sistema sanitario (caro y de gestión privada), un sacerdote director del monasterio que cuenta con dogmas como única herramienta, una amiga que sólo sabe ofrecer aprecio.

Surgen parejas contrapuestas, dicotomías de difícil elección. Entre la fidelidad a la trayectoria personal y la decisión de cambio. Entre el atractivo colorido contemporáneo y el recogimiento monacal. En la interesantísima figura del poliédrico clérigo, tan capaz de la mayor generosidad como devotamente preso de una ortodoxia recalcitrante y dañina.

El acierto de Mungiu se basa en el respeto que muestra por sus personajes, en la magnífica ambientación, fruto de la cual el frío se cuela en la sala y hace que el público se sienta totalmente aterido. En el ritmo progresivo de los acontecimientos. Y crece en la magnífica dirección de la escena culminante, en la que la congoja se apodera del espectador, observando los hechos cámara en mano.

«Más allá de las colinas» está basada en un hecho real que apareció en prensa y llenó de incredulidad y perturbación a los lectores. No era fácil conseguir lo alcanzado, que la lógica tan lejana seguida por aquellos participantes no parezca absurda. Que se comprendan los hechos de personajes de carne y hueso cautivos de un cosmos en el que no abundan las posibilidades de elección.

Mungiu lo ha conseguido. Nos ha contado una historia no tan lejana de una forma personal. Un cuadro sincero y honesto, un clamor por la tolerancia y contra la indiferencia. Y ha culminado una película excelente.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 8 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=