InakiLancelot
  Ficció
 

BELLEZA

Ficció

Director: Cesc Gay
Intérpretes: Eduard Fernández, Javier Cámara, Montse Germán, Carme Pla, Ágata Roca
Estreno: 8/11/6 

Ficció es una película triste, de actuaciones contenidas. Donde el fondo musical grabado, un brillo en los ojos, un piano interpretado en directo, o un paisaje transmiten los sentimientos, al menos del personaje principal, Álex, representado por Eduard Fernández. 

La aridez del paisaje de la alta montaña pirenaica en la Cerdaña catalana es la plasmación visual de sus sentimientos. De ese su pesar, solo logra sacarle en un momento dado el piano interpretado por una mujer a la que no busca, y a la que no encuentra porque, lo dice ella, “él es así”. 

Los deseos y sentimientos son relativizados, nunca idealizados. Los personajes no tienen ni las cosas clarísimas, ni terribles dicotomías. Sencillamente dudan. Forman parejas muy diferentes (quien se casa con su novia del instituto, quien se empareja con un portugués al que conoció pasados los treinta y fija su residencia en Madrid siendo catalana, quien tiene una novia argentina quince años mas joven siendo ella también mujer, quien tiene una amante casada quince años mayor ...). 

Y brillan el personaje y la actuación de Montse Germán, violinista cuyo interior vacío contrasta con la belleza que despliega manos al piano. Ella no es tierra que da seguridad sino río que fluye y viaja. Suya es la cultura del “disfruta lo que puedas” aunque no lo lleve bien a la práctica, y pronuncia frases tan poco categóricas como “nos hemos enamorado un poco”. 

Aparecen más situaciones vitales, como el ya no tan joven rural que agradece las visitas de los urbanitas y busca el cariño, que siente la soledad de vivir alejado de la gran urbe y es algo sobón. Magnífico Javier Cámara, el menos contenido de todos los personajes, el castellanohablante extrovertido. 

Como la relativamente joven, cuya salud depende de un trasplante, el cual no se podrá repetir, el cual caducará antes de lo que le correspondería en buena lid. 

Cesc Gay hace creíbles los cuatro personajes, sin explicaciones explícitas, permitiendo que el espectador los vaya asimilando, comprendiendo por sí mismo. Componiendo un film intimista. Al que no suma estar grabado solo en interiores, con baja iluminación y película de mucho grano. Al contrario, lo ilumina con el maravilloso paisaje de los Pirineos catalanes, con la espectacularidad de la montaña, el valle abierto, la luz a dos mil metros de altitud, la lluvia torrencial. Situando nuestra cordillera a la altura emotiva del volcán Stromboli, los lagos del condado de Madison, los prados del Estado de Montana

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 95 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=