InakiLancelot
  Requisitos para ser una persona normal
 

ELOGIO DE LA RAREZA 

«Requisitos para ser una persona normal»
Directora: Leticia Dolera
Nacionalidad: España
Intérpretes: Leticia Dolera, Manuel Burque, Silvia Munt, Jordi Llodrá, Carmen Machi, Alexandra Jiménez, Miki Esparbé, Nuria Gago y Jorge Suquet.
Estreno: 5/6/15

Entre el aluvión de encuestas que recoge la prensa periódicamente, recuerdo una publicación que constataba lo por todos conocido, que los guapos tienen más fácil el acceso a puestos de trabajo que los feos, los delgados que los gordos,… E, incluso, los agraciados ocupaban posiciones mejor remuneradas.

Preguntándome entonces por las características que otorgan la belleza, recordé cómo en mi niñez parecía operar algún otro factor. Vino a mi memoria cómo, de hecho, entre mis compañeros había una niña tan guapa como desintegrada. Regreso a este recuerdo ante el primer largo como directora de Leticia Dolera.

Una encomiable incursión en la rareza, en las sensaciones de quien se identifica como bicho raro. Que cuenta como punto fuerte con el tratamiento tiernísimo de sus personajes. Que sorprende por lo que pueda tener de expresión de propios sentimientos en una actriz conocida y bella. Y que revela un gran empeño por dirigir sus propios proyectos, llegando al largometraje después de tres cortos muy bien recibidos.

El tratamiento de la cinta es de comedia ligera, que llega al nivel que pretendió, nunca quedando por debajo de sus intenciones, y donde destacan las dos actuaciones principales.

En el ambiente flota el cuestionamiento de una normalidad tratada con bastante sorna, basada en el modelo casa, trabajo, pareja, familia, vida social y aficiones como camino a la felicidad. Frente a ellas, opone soledad, miedo, culpa, rechazo, obesidad, incomunicación familiar,… Dejando para el final un homenaje a la figura de la madre que no parece truco de guión para que el film tome tintes de melodrama. E introduciendo antes la asunción progresiva en el globo de la normalidad de aspectos antes excluidos como la homosexualidad o el síndrome de Down.

Mi único pero a la película es el tratamiento excesivamente generoso y con un enfoque absolutamente promocional que recibe una marca sobradamente conocida. Sospecho que su participación en el presupuesto ha debido de ser definitiva para que el proyecto haya podido salir adelante.

«Requisitos para ser una persona normal» se ve bien y exhala ansias de comunicación por parte de una directora incipiente y prometedora, que aborda el extravío de la treintena y la toma de conciencia de la posición de uno en el mundo. Que aporta una visión personal y condenadamente alejada de la tiranía de la normalidad.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 9 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=