InakiLancelot
  Sorry we missed you
 

OCASO LABORAL

Sorry we missed you
Director: Ken Loach
Nacionalidad: Reino Unido
Guion: Paul Laverty
Intérpretes: Kris Hitchen, Debbie Honeywood
, Katie Proctor, Rhys Stone, Ross Brewster
Estreno: 31/10/19 en España. 1/11 en Reino Unido, 16/5 en Francia

La última película dirigida por Ken Loach se estrena la Noche de Todos los Santos en España, presentándonos el gran anochecer del mundo del trabajo. Rodada en la ciudad de Newcastle, con un guion que los actores no conocían de antemano, como tampoco saben si continuarán su carrera en la interpretación.

Superado (en dirección descendente) el mileurismo, ya no se trata solo de alcanzar el coste cero laboral. La cuenta sale aún mejor si el asalariado deja de serlo, convirtiéndose en un colaborador que recibe honorarios. Y si, por el mismo precio, su prole participa desinteresadamente en la labor.

El relato adereza las conversaciones de los protagonistas con terminología de escuelas de negocios, sugiriendo a las claras las implicaciones de la uberización. Nadie habla de contrato u horario, términos considerados obsoletos. Y sí de franquicia y de cobro de alquileres. Por ejemplo, por la herramienta indispensable de trabajo, que ocasiona deudas con el presumible pagador. Atención a la analogía con las tramas de comercio de personas.

Ante tal perspectiva, los personajes toman decisiones obviamente equivocadas. En lo personal y en lo laboral. Construyen un proyecto basado en catorce horas de dedicación diaria (no dije trabajo) durante seis días a la semana para saldar la deuda con la que accedieron al mundo laboral.

El segundo vértice de la trama son los ancianos. Solitarios débiles, con rarezas o con carácter dócil. Temerosos, desvalidos. A quienes atiende alguien que cobra por ello dentro de la economía sumergida o, como mínimo, en unas condiciones que merecen reflexión.

Por si quedaba esperanza, el tercer vértice es el que queda peor parado. El del futuro. Loach resume en una escena magnífica un caso de fracaso escolar. De padres absorbidos por la subsistencia fuera de casa, no de grandes profesionales triunfadores que adoran sus trabajos, surge un hijo que se ausenta, en escapada permanente, oculto bajo una capucha incluso cuando no la lleva puesta (en palabras de Paul Laverty). Y que, finalmente, deriva en agresivo.

En Sorry we missed you no se sigue el personaje del jefe, que ocupaba la seminal En un mundo libre. Aquellos explotadores sin escrúpulos que solo podían elegir entre dar o recibir. Pero en la atmósfera subyace que los dueños de la franquicia sólo podrían dejar de serlo para convertirse en conductores hipotecados.

Se experimenta la angustia de estos supervivientes agobiados, que no disfrutan de vacaciones. Trabajadores cuyo deambular recuerda al de un maratoniano sonado. Se transmite qué lomos cargan con el crecimiento continuo del beneficio. Se entiende la perversión de la vida familiar que conlleva. Y crea admiración que en este caso concreto, el amor no salte por la ventana.

Se descubre ña figura de un adolescente. Radical. rebelde, tremendamente libre en su simple concepción del mundo. Quizá no era el objetivo de Loach, pero en el ambiente flota la idea de que las soluciones pueden venir por empatizar más con su filosofía vital.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 1 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=