InakiLancelot
  Dr. Alemán
 
MANTENER LA INTEGRIDAD

«Dr. Alemán»
Director: Tom Schreiber
Nacionalidad: Alemania
Intérpretes: August Diehl, Marleyda Soto, Víctor Villegas, Hernán Méndez, Andrés Parra
Sección oficial Seminci 2008

Un médico alemán recién titulado marcha a Cali, Colombia, con la excusa de realizar unas prácticas hospitalarias. En realidad, busca una razón para vivir.

Valiente y esforzado en su trabajo en la unidad de urgencias del hospital, se va convirtiendo en un experto extractor de balas. Al mismo tiempo, incapaz de sentir el menor temor, traba relación con niños y jóvenes que dirigen las bandas locales. En su afán de experimentar nuevas sensaciones, consume estupefacientes. Orgulloso de su capacidad de atracción, acepta a cuantas mujeres conquista con su sola imagen.

El doctor es un alemán sin maleta que no piensa regresar. Siente un temerario desprecio por el miedo y actúa dirigido por una enfermiza atracción por el riesgo. Difícilmente esta actitud traerá buenas consecuencias para aquellos con los que entre en contacto. No podrá continuar su deriva sin elegir bando.

La cinta que dirige Tom Schreiber ofrece su visión sobre las favelas del Cali actual junto a un personaje hastiado del protector bienestar del que procede. Refleja con acierto la distancia que separa al estudiante recién titulado del profesional, los pasos adelante que ha de dar para salvarla y de quién procede la ayuda que necesitará.

Se detiene en aquellos personajes comunes que desean mantener su integridad en el mundo que les ha tocado vivir, sin heroicidades espectaculares, fieles al juramento hipocrático para tratar por igual a los sicarios, a los ricos y a los pobres. Son el grueso de la población de su país, aunque los que aparezcan en prensa sean los excepcionales. Una población cuyas pertenencias cabe en una caja de cinco litros cuando se ve obligada a abandonar una ciudad. Formada por muchos huérfanos no naturales.

La intensidad de las imágenes y el buen ritmo de la acción conmueven, pero no hay juicio en “Dr. Alemán”. Sí hay toma de partido por la no violencia y cuestionamiento de los valores de las películas edulcoradas. El punto culminante se alcanza cuando un personaje habla del jefe de los sicarios. “Juez es bueno porque cuida a su princesa”.

Cuidémonos de los que cuidan a sus princesas y tatúan su piel como a ganado, cuidémonos de aquellos guiados por un afán autodestructor como el del médico alemán.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 2 visitantesen ésta página!  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis