InakiLancelot
  Tiempo sin aire
 

MIRADA HACIA DELANTE

«Tiempo sin aire»
Directores: Samuel Martín y Andrés Luque
Nacionalidad: España
Intérpretes: Carmelo Gómez, Juana Acosta, Adriana Ugarte, Félix Gómez
Estreno: 30/4/15

En nuestro extraño mundo, se asume que el entorno es habitualmente pacífico y suficientemente próspero. La violencia o la pobreza se toman como anomalías noticiosas, lo cual induce a la irrupción en los telediarios de imágenes ciertamente trágicas. De entre ellas, siempre me impresionaron las desoladoras arribadas de embarcaciones de juguete a las costas españolas.

Junto a la desazón, me sumo en una sensación enigmática. Millones de esfuerzos concentrados a ambos lados del charco porfían por evitar la llegada de inmigrantes. Se dispondrá de más millones para expulsarlos. Sin embargo, en un rincón de la foto, será fácil distinguir alguna figura altruista que, superando leyes y normas y dejándose llevar por sentimientos como la compasión, entrega abrigo y agua.

De los colegios escapa un alboroto que exhala la alegría vital de la infancia. Pero en ocasiones un niño se esconde de los demás y siente un temor insuperable. Un comportamiento quizá originado en una tragedia anterior, cuyo tratamiento suele dirigirse a través de la psicología.

Celebro el retorno a las pantallas de la fantástica voz de Carmelo Gómez para encarnar en «Tiempo sin aire» la figura de un psicólogo infantil. Aprecio especialmente la acertada decisión de que su personaje sea un torpe profesional que se involucra más allá del manual. Que recuerde tanto a aquellos ciudadanos espontáneos que se sitúan en el lugar de quienes llegan muertos de frío.

Es fantástico también que Juana Acosta haya recibido un mejor encargo que aquella irrisoria, que no graciosa, «Una hora más en Canarias». La actriz aprovecha su oportunidad para interpretar un personaje muy interesante, el de una mujer luchadora y herida, que escapó de la violencia en Colombia y no encontró un camino fácil en España.

El cine tiene el potencial de transmitir más allá del titular informativo. Puede hacernos sentir como el recién llegado que fue expulsado tras sufrir persecución. Puede describirnos desde la piel de la víctima el significado de la guerra de facciones entre paramilitares, guerrilla y quién sabe cuántos bandos más. Ken Loach describió los elementos oscuros de la guerra de Irak en «Angels's share» y sobre el papel de las misiones de paz. En «Tiempo sin aire» el afán es menos reivindicativo, pero supone uno de los primeros acercamientos a la cuestión de Colombia realizado en el cine español.

El objetivo final de la película alude fundamentalmente a la superación del pasado por las víctimas y a la necesidad de dejar de mirar atrás. Una cuestión candente siempre en conflictos de este tipo.

Desde el punto de vista más cinematográfico «Tiempo sin aire» pierde puntos por la abundancia de objetivos: inmigración, trauma infantil, guerrilla, alcoholismo, afán de venganza, profesionalidad, ambición económica, imposición de la depravación en tiempo de guerra, peligro de escoramiento autoritario de las misiones de paz y necesidad de seleccionar muy bien sus integrantes… Lo cual hace que recuerde a algunas películas que abordaron en profundidad un solo tema, a las que no logra superar. Hablo de «El secreto de sus ojos» y de «Tu nombre envenena mis sueños».

No es casual que haya citado en primer lugar las actuaciones de Acosta y Gómez, porque son en mi opinión lo mejor de la cinta. La cual no es mala. Está bien y entretiene. Trae un tema de gran interés, que es necesario tratar. Crea un suspense atractivo. Fin.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 15 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=