InakiLancelot
  A cambio de nada
 

NADA QUE AGRADECER

«A cambio de nada»
Director: Daniel Guzmán
Nacionalidad: Española
Intérpretes: Miguel Herrán, Antonio Bachiller, Felipe García Vélez, Antonia Guzmán, Luis Tosar, María Miguel
Estreno: 8/5/15

En 1996, Mariano Barroso presentaba su segunda película, «Éxtasis», interpretada por los magníficos Javier Bardem y Federico Luppi. Junto a ellos, se presentaba un jovencísimo Daniel Guzmán, en la piel de un adolescente que merecía mejor familia.

Casi veinte años después, este actor ha dirigido su primera película, «A cambio de nada», retomando la cuestión de la inserción familiar en la adolescencia, a partir de un título cuyo origen no se explicita en el film, pero parece aludir a la generosidad inherente al ejercicio de una adecuada (m)paternidad.

La dedicatoria con que cierra la obra, “A mis padres”, refleja con claridad la liberación de experiencias propias que el realizador ha vertido sobre el argumento. Una historia acerca del origen de la delincuencia juvenil y el fracaso escolar en relación a las desavenencias conyugales. Una cinta en la que acompañamos la búsqueda de un padre y una madre postizos por parte del protagonista.

«A cambio de nada» se sitúa en la línea del cine social español reciente, si bien se enfoca en el ambiente familiar por encima del socioeconómico. Comparte con la ópera prima de Fernando León, la seminal «Barrio», su atención a la amistad y entrega ciega entre compañeros que abandonan la niñez. Además, incluso, de contar con alguna localización en común en el barrio de Aluche de Madrid. Donde nos sitúa el argumento, fechado entre finales de los 80 y principios de los 90, cuando no hay móviles y sí mucho tiempo libre.

Entre los aspectos más interesantes destacan las actuaciones de Felipe García Vélez y de Antonia Guzmán, secundarios que suponen una revelación para mí. Aún más, «A cambio de nada» crece por su diálogo con otras obras del cine social español, cuyos directores aparecen entre los agradecimientos. Como Juan Vicente Córdoba, quien debutó con el cuento de Almudena Grandes «Aunque tú no lo sepas», donde Daniel Guzmán realizaba su mejor actuación como intérprete. Como conversa también con «Vida y color», donde Santiago Tabernero recordaba las barriadas de Madrid entre los 60’ y los 70’.

«A cambio de nada» guarda una explosión final bajo las letras de crédito, cuando brota una canción a voz en grito, situándonos inmediatamente en el contexto económico de la época. Cuando su tonada indignada nos acerca al momento presente, cuestionando mensajes de nuestros próceres económicos actuales. Frases como “Mogollón de gente vive tristemente… democráticamente” nos recuerdan la crisis continua y el lugar reservado a los jóvenes que llegan y no tendrán “nada que agradecer”. Lo que Evaristo, de La Polla Records, llamaba “la derrota sin final”.

Probablemente, «A cambio de nada» no sea una película redonda y eche de menos una mayor tensión narrativa e incluso una menor contención emocional, pero anuncia una trayectoria prometedora que podrá alcanzar cimas como lo fueron en su momento «Princesas» y «Los lunes al sol». Me alegra sobremanera el triunfo de Daniel Guzmán en el último Festival de Málaga. Me complacerá, más incluso, que lleguen nuevas realizaciones suyas. Estoy seguro de que las disfrutaremos y las recordaremos. Como esta su ópera prima.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 7 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=