InakiLancelot
  It's a free world
 
HOY MILEURISTAS, MAÑANA CIENEURISTAS 

«En un mundo libre / It’s a new world»
Director: Ken Loach
Nacionalidad: Reino Unido
Intérpretes: Kierston Wareing, Juliet Ellis, Leslaw Zurek, Joe Siffleet, Colin Coughlin.
Estreno: 19/2/8

Ken Loach prosigue su crónica documental sobre la intrahistoria de nuestra sociedad en It’s a new world. Basándose en el Reino Unido, aborda desde el punto de vista occidental la globalizadora llegada de la inmigración proveniente de cualquier punto del planeta.

La protagonista, Angie, desarrolla su actividad profesional con entrega y cumple los objetivos que le marca su empresa. Pero esta da el paso siguiente de su codiciosa hoja de ruta y la expulsa sin miramiento ni quebranto de ninguna ley. A partir de aquí aparece una serie de personajes que nunca son buenos y malos sino que sencillamente son víctimas de la “lucha por vivir”.

El principal logro del film es la ausencia de un mensaje maniqueo en blanco y negro. “En un mundo libre” deja en la memoria un conjunto de seres poliédricos, con actitudes compasivas o impulsos violentos que reflejan con más fidelidad quiénes somos nosotros hoy en día.

Al mismo tiempo, el cuadro refleja una imagen sencillamente desoladora. La Europa del bienestar en crecimiento continuo, la del milagro alemán de aquellos voluntarios que regalaron su esfuerzo común para la reconstrucción de un país devastado al que dieron ritmo de locomotora, ya no es lo que era. Ahora pide mano de obra complaciente. Exige que sea barata, que viva en barracones, que no figure en el censo electoral, que no conozca el idioma, que necesite tutela, que muestre agradecimiento la noche en que duerme bajo techo.

Y esa Europa desbocada hacia el uneurismo la formamos todos. El empresario que expulsó a Angie, a la que nunca tuvo el gusto de conocer, y la propia Angie, transformada ya en animal en lucha. El interrogante que queda es de muy difícil solución. El contexto está perfectamente fijado, pero la salida no se vislumbra. El individualismo, la búsqueda de la salvación “mía y de los míos”, conducen a irracionales batallas.

La denuncia realizada brilla por estar muy bien documentada, por transpirar realismo. En cambio, atendiendo a valores técnicos, Loach regresa a la baja calidad de imagen, de la cual se sirve como aderezo para transmitir decadencia. Al mismo tiempo, ironiza con sus juegos de palabras sobre el cinismo de nuestra sociedad. Así, Angie es el diminutivo de Angel, nombre al que responde cuando su comportamiento está más cerca del de un auténtico demonio.

Frente a la situación planteada, Loach apuesta por la contención individual como solución. Se trata de no traspasar una línea que sólo lleva a más. Un exceso de ambición lleva primero a no aceptar más órdenes y después al autoritarismo, un despido produce un nuevo desalmado, una actitud violenta propicia que las contrataciones por horas pasen a serlo además sin papeles, una falta de respeto continuada a los trabajadores torna en exacerbado egoísmo hacia el propio hijo. Para no permitir que la marea lo arrastre, existen pequeños triunfos personales. Lo dice un personaje del reparto: “no devuelvas el favor, pásalo”.

It’s a free world impacta en la línea de flotación de la seguridad del espectador. A la caída del telón, éste queda hundido en la butaca, sumido en dudas. Se pregunta qué clase de mundo está contribuyendo a construir. Queda claro que si la ha contemplado para tranquilizar su conciencia, traicionará el espíritu del artista. La única salida clara parece la resistencia pacífica. Pero, ¿será entendida tal actitud?.

Inaki Lancelot
 
  ¡Hoy había/n 10 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=