InakiLancelot
  El gran cuaderno
 

FRÍO, HAMBRE, PENALIDADES

«El gran cuaderno»
Director: János Szász
Nacionalidad: Hungría
Intérpretes: László y András Gyémánt, Piroska Molnár,  Ulrich Thomsen
Estreno: 30 de abril

La primera visión acerca de la guerra que ofreció el cine adoptaba un tono épico, un pretendido ensalzamiento del ánimo bélico de la población en la retaguardia, la cual ansiaba noticias del frente.

Era una visión heroica y distorsionada que ya hace mucho tiempo cuestionó, por ejemplo, «Johnny cogió su fusil», de Donald Trumbo.

«El gran cuaderno» da algún paso más adelante para presentarnos una trama algo enigmática, de modo que lo que aparece en pantalla no responde exactamente a una realidad omnisciente sino al punto de vista de un personaje algo atribulado.

La cuestión es que la guerra supone un curso avanzado de profunda instrucción en la abyección más cruel, donde la vida pierde su valor y desaparecen quienes amparaban, provocando la ruptura de vínculos afectivos y, muy pronto, una gran soledad.

La continua presencia de la muerte, la llegada inesperada de la pubertad, la destrucción causada por los ansiados libertadores y el imposible olvido son abordados con un estilo inquietante que recuerda al Michael Haneke de «La cinta blanca» o «Funny games», hasta hacernos entender que uno puede, literalmente, llegar a vender a su propio padre, aunque nunca al hijo.

La puesta en escena recrea el frío y la vulnerabilidad maravillosamente. E impresiona la mirada hundida desde el fondo del cadavérico rostro de quien regresa del frente.

Frío, hambre, penalidades. Es decir, guerra.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 10 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=