InakiLancelot
  Francisco
 

ESPERANZA

«Francisco»
Director: Beda Docampo
Nacionalidad: España - Argentina
Intérpretes: Darío Grandinetti, Silvia Abascal, Emilio Gutierrez Caba, Carlos Hipólito, Leticia Bredice, Marta Belaustegui
Estreno: 18/9/15

La impresión que causa en uno una película depende de una larga serie de factores, muchos de ellos ajenos a la obra. Incluso, el balance en el instante en que acaba la proyección suele modificarse en el recuerdo. De modo que hay filmes que crecen y otros que pierden encanto. Aunque con el tiempo se aprenden herramientas para eliminar subjetividades personales, todo lo anterior exige ser cauto cuando uno escribe su opinión para otras personas. Una de aquellas herramientas es darse un reposo antes de escribir, para así ganar en perspectiva temporal.

Máxima esta que aplica también en el ámbito de los argumentos cinematográficos. La ortodoxia cinéfila muestra gran tirantez cuando se presenta una biografía sobre personas que no estén muy alejadas en el tiempo. Se dice que difícilmente se puede valorar la actuación de alguien que está ejerciendo un cargo con años de mandato aún por delante.

Así que «Francisco», crónica de la vida del actual papa desde la niñez hasta su nombramiento, choca con preceptos artísticos. Lo cual es coherente con el mensaje de la película. Con la presentación de un sumo pontífice, heterodoxo respecto a la línea anterior, que corrige el rumbo mientras evita confrontaciones.

El argentino Beda Docampo pone el énfasis en las ilusiones despertadas por la llegada del primer Santo Padre americano, en lo prometedor de sus primeros pasos y en la esperanza creada en un gran número de personas, sin ocultar la resistencia e incluso arrepentimiento que suscita en otras.

Respecto a la vida del papa Francisco, la película presenta a un hombre sencillo y bueno, marcadamente sensible con los más pobres, que desempeñó una gran labor en puestos de menor jerarquía y es especialmente tolerante con hechos sociales hoy no aceptados por el dogma.

Igualmente, se toma su tiempo de metraje para defender la figura respecto a las acusaciones de su actuación durante el mandato militar en su país. Denuncias que suelen acompañar a los hombres públicos y en las que es muy difícil dirimir la realidad pasada.

La estructura del guión es interesante en su forma de contar los hechos. Evita el relato plano cronológico, pero es absolutamente comprensible. No oculta simpatía por el protagonista, pero está muy lejos de ser una hagiografía irreflexiva. Mientras, de fondo, brilla el encanto sutil de Buenos Aires.

La cinta cuenta con la actuación sensacional de un gran Darío Grandinetti, cuya presencia absorbe la atención del espectador. A su lado, es una gran alegría el retorno de Silvia Abascal, interpretando un papel de enjundia. El de una persona no religiosa que va reconociendo la grandeza en el ser afable y cercano que tiene enfrente. A través de los ojos de ella, de esa no ciega partidaria, surgen el aprecio y el respeto por la figura del padre Jorge.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 10 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=