InakiLancelot
  Pieles
 

ESPLÉNDIDO SECRETO A VOCES

«
Pieles»
Director: Eduardo Casanova
Nacionalidad: España
Intérpretes: Jon Kortajarena, Carmen Machi, Candela Peña, Ana Polvorosa, Macarena Gómez, Secun de la Rosa, Morris. Joaquín Climent,  Carolina Bang,  Ana Mari Ayala, Mikel Godoy, Itziar Castro, Mara Ballesteros
Fecha de estreno: 9/6/17

Salgo de la proyección de «Pieles», el primer largo como director de Eduardo Casanova, con la certeza de haber contemplado la presentación de un genio. Y me pregunto qué pensaron quienes asistieron a los primeros pases de «Pepi, Luci, Bom y otras chicas de montón» y cómo vislumbraron el futuro que se cernía en forma de filmografía grande (de Almodóvar).

Casanova tiene espíritu trasgresor, personalidad a raudales y estilo propio. Su película es identificable como suya al ver por azar cualquiera de sus fotogramas por separado. Rompe esquemas, yendo un pasito por delante de la evolución futura de convenios sociales. Llena la pantalla de rosas, lilas y tonos pastel que definen a los personajes y las situaciones en que se hallan, modulando el ánimo del espectador para favorecer la comprensión de la trama. Sus imágenes son estéticas y se recuerdan como un rasgo del temperamento del film.

«Pieles» habla de inadaptación social. Con tal respeto por sus personajes que uno puede llegar a sentirse culpable de ser demasiado normal, por adocenado. De la necesidad de ser querido y de la búsqueda de la felicidad. De cuentos de princesas y príncipes y de las parejas sin amor, hijos no queridos y madres castradoras.

Inquieta al espectador con imágenes (nunca violentas) que aluden a sus prejuicios. En tono de comedia muestra personas que sufren de pobreza económica y afectiva. Que son rechazadas en público y no aceptadas en su propia familia. La grandeza del film es que no está realizando una denuncia tipo documental sobre unos individuos concretos. En realidad, está tratando el conflicto entre la libertad individual y ese conjunto de normas sociales que no hemos votado y que, en el mejor de los casos, es una imposición sobre las minorías. Y en el peor, la (imposición) de una minoría. Entonando un encomiable relato de emancipación. Por la tolerancia y el disfrute. Receptivo con lo raro y contra el mensaje “nacidos para sufrir”.

Aparece el sexo, como placer y como elemento de coerción. Sexo amoroso y herramienta para huir de la realidad. Un enfoque diferente sobre la prostitución, el deseo como condena. Y muchos más temas que Casanova necesitaba contar. Como sucede tantas veces en una primera película, en la que se vierte tanto afán comunicativo que falta concreción. Pero en «Pieles», la amplitud funciona y no se percibe disparidad sino riqueza y pluralidad.

Así surgen en la narración la imposición social de un físico atractivo, el miedo a la paternidad, la tensión de ejercerla de forma responsable, la necesidad de contacto físico… Y una serie de personajes de puntillas sobre un alambre, en el extremo de aferrarse a la vida o rendirse.

Casanova tiene veinticinco años. Y ya ha actuado, dirigido teatro, cortos y ahora este largo. Es obviamente un artista precoz y superdotado. Ha elegido una base musical que aporta y enriquece, trascendiendo el mero acompañamiento. Dos temas de la música sudamericana de los setenta: “Cara de gitana”, del argentino Daniel Magal y la versión al castellano de Matt Monro «Alguien cantó».

Macarena Gómez luce bellísima y compone un personaje que rebosa ternura. Junto a ella y al gran Morris el elenco responde magníficamente.

Un runrún antecede a «Pieles». El secreto a voces de obra grande. Atentos a su llegada.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 15 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=