InakiLancelot
  Messi
 

CRÓNICA DE UN ASCENSO SIN DEBILIDADES

«Messi»
Director: A. De la Iglesia
Nacionalidad: Española
Documental
Estreno: 2 de enero de 2015.

Hace poco más de doce meses, se estrenaba en las pantallas españolas «Diamantes negros», un film de denuncia acerca de los recovecos del negocio del fútbol. Un largometraje de ficción que enfocaba sobre jóvenes africanos, futuribles perlas objeto de deseo, y su posterior conversión en juguetes rotos al servicio de despiadados inversores.

Llega ahora a las salas el contrapunto de aquella película, el caso de un futbolista adolescente que emigró y obtuvo el éxito. El documental «Messi», dirigido por Álex de la Iglesia, autor habitualmente de ficciones ricas en fantasía.

Construido sobre declaraciones realizadas por amigos de la infancia, periodistas deportivos y personajes del fútbol hispano-argentino, «Messi» sigue una estructura ortodoxa y cronológica desde la niñez del protagonista hasta su último título continental, obtenido en Londres en 2011.

La principal aportación de la cinta reside en las notas sobre la infancia del fenómeno. En la descripción de su barrio, sus amistades y su entorno socioeconómico. Así como de sus primeros días de estancia en Barcelona, a la espera de ser contratado aún con trece años. Único momento éste en el que el guión se permite cierta introspección en la psicología del jugador.

Aún no siendo gran aficionado al fútbol, es imposible no conocer la acumulación de triunfos y títulos de Messi, y su reconocimiento como figura individual. Ello limita la necesidad de recopilar dichos datos en este momento. Quizá el afán de este documental se justifica más de cara al interés de generaciones futuras.

Pero el punto débil del film estriba en la precipitación que supone homenajear a un futbolista que permanece en activo. «Messi» es la crónica del ascenso imparable de un deportista de alta competición, en el que sólo caben halagos que ensalcen su trayectoria siempre creciente. Será interesante abordar con los años cómo fue el inevitable declive, lo cual enriquecerá la actual visión, por fuerza plana.

De hecho, acuciados por la cercanía cronológica, ninguno de los entrevistados se permite el menor cuestionamiento. Y sólo cabe agradecer que no se caiga en el tópico de añadir que es mejor persona aún que competidor. Aunque sí se crea cierta confusión de términos cuando se define como humildad lo que en realidad más parece discreción. Alguien que ansía ser el mejor y ganar siempre puede ser gran persona y callado, pero no es humilde.

Incluso en el presente, tras tres temporadas sin títulos internacionales de renombre, cuando parece haber alcanzado ya el techo, se evita cualquier mención y se pasa de puntillas sobre elementos que le han hecho aparecer en la sección de economía del telediario.

Entre los asuntos interesantes abordados en la trama figura la explicación de que su llegada a Barcelona está basada en la imposibilidad de que recibiera un tratamiento médico adecuado en su país de origen, debido a su alto precio. Este asunto merecería una reflexión sobre el acceso a cuidados médicos en España o en Argentina, sin necesidad de ser un superdotado para la práctica del fútbol.

Otro elemento llamativo es la decisión tomada por su padre de mudarse a solas con él a Barcelona, dejando a su cónyuge y otros hijos en Argentina. Los desvelos e inseguridad que debieron de provocar tal separación podrían llenar una muy interesante película.

Finalmente, el argumento refiere el encumbramiento del jugador en el imaginario popular hasta el olimpo, en compañía de otro futbolista singular y del guerrillero Che Guevara. Merecería debate la escala de valores de una sociedad que asume este tridente como líder.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 15 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=