InakiLancelot
  Selma
 
EL TRIUNFO DE LA RAZÓN, aunque efímero e incompleto

«Selma»
Directora: Ava DuVernay
Nacionalidad: EEUU
Intérpretes: David Oyelowo, Tom Wilkinson, Tim Roth, Cuba Goldin Jr. y Oprah Winfrey
Estreno: 6 de marzo

Probablemente, con el paso del tiempo, pueda realizarse una película acerca de las disputas, mezquindades y buenas voluntades que intervinieron en la realización de un biopic, aún inexistente, sobre Martin Luther King. Un proyecto por el que han pasado los directores más reconocidos de Hollywood y gran parte de los actores, y cuyo rodaje ha sido noticia una y otra vez.

En su lugar, aparece «Selma», centrada en unos hechos concretos y muy lejos de pretender un recorrido biográfico. Una obra que acierta de pleno a la hora de crear el personaje, dotarlo de personalidad y transmitirla.

«Selma» es una gran película acerca del movimiento civil por la emancipación real de los negros en toda la extensión de los EEUU, más allá de una primera ley de sufragio universal que no se cumplía, especialmente en los estados del sur. Una película emocionante y muy bien interpretada por David Oyelowo, cuyo rostro será ya muy difícil no asociar con el del prohombre.

La dirección ha quedado en manos de Ava DuVernay, originaria del estado de Alabama, que realiza así su segundo largo de ficción, dando un salto cualitativo en cuanto a presupuesto tras «Middle of nowhere», con la que se convirtió en 2012 en la primera afroamericana en obtener el premio al mejor director en Sundance.

Superando el mito del movimiento por la igualdad sin violencia, «Selma» retrata a un auténtico líder, cabal y humano, que ha de superar dudas lógicas, y cuya principal cualidad es su carácter de espléndido estratega. Luther King comprende el momento histórico, define su objetivo con claridad y los medios para conseguirlo. La prensa será el elemento de presión en que se sustente y para ello sabe de la necesidad de realizar audaces manifestaciones públicas. El último paso será asumir que si se es objeto de la violencia, ello servirá a un fin superior.

Como contratipo al prócer, se encuentra el presidente demócrata Lyndon Johnson, sucesor de Kennedy y antecesor de Nixon, nada menos, quien ilustra las servidumbres de la política de alto nivel. La lentitud en la toma de decisiones, los compromisos y cuadratura de voluntades opuestas y, finalmente, las dificultades para llevar a cabo una decisión absolutamente justa.

Junto a ellos, destaca el magnífico papel de Oprah Winfrey, reputada periodista cuyo carisma reluce ante la cámara.

«Selma» narra las marchas sin violencia destinadas a cambiar el mundo que el movimiento sufragista desarrolló en la localidad de Selma, en Alabama, en 1965, al año siguiente de la concesión del Premio Nobel de la Paz a King, y sólo tres años antes de su magnicidio. Detalla el carácter colegiado en la toma de decisiones del Southern Christian Leadership Conference, enfatiza el sentimiento americano de los activistas y el fervor religioso que caracterizaba a su líder, así como el fundamental apoyo eclesial que recibió en el momento cumbre del desenlace de los hechos narrados.

Finalmente, el film presenta la intimidad de un hombre público que claramente se inclinó por su vertiente social. Nos muestra su familia y la decisión de vivir austeramente para no generar nunca dudas sobre su honestidad (vaya guiño hacia el presente español). El punto débil, una vez más, es esa mujer cuyo papel está absolutamente definido como el de apoyo situado detrás de un varón, cuidando a la prole en su Atlanta natal. ¿Eran otros tiempos?

Inaki Lancelot
 
  ¡Hoy había/n 15 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=