InakiLancelot
  Angels' share
 

EMANCIPACIOINES 

«Angels’ share / La parte de los ángeles»
Director: Ken Loach
Intérpretes: Paul Brannigan, John Henshaw, Siobhan Reilly
Nacionalidad: Reino Unido
Estreno: 16/11/12

Ken Loach nos presenta un grupo de desventurados nacidos pobres y con futuro previsiblemente descorazonador, radicados en Glasgow, a pocos kilómetros de áreas donde la abundancia no conoce recortes.

Tras una presentación fiel a su estilo naturalista, a nuestros personajes les llegará la oportunidad de escapar del determinismo social para no sólo no dejar de ser ellos mismos, sino para realizarse realmente como tales.

No será gracias a golpes de suerte típicos de sueño americano, si bien otearemos de soslayo la motivación extra que suponen la paternidad y el amor. Estamos en Escocia y seremos testigos del poder redentor de la insigne cultura del whisky. Del excelso significado de los pequeños placeres.

Esta vez, el dúo Loach (director) – Laverty (guionista) adopta un enfoque de comedia para premiar la sagacidad de las personas y la fidelidad al amigo. Una perspectiva que enfatiza la importancia de recibir una oportunidad cuando todos los caminos carecen de salida.

De fondo nos dirige más que acompaña la melodía saltarina de «I’m gonna be 500 miles» de los escoceses Proclaimers, al tiempo que el espíritu de aquella más reposada «Think just for a minute» de los Housemartins, para reflejar que el primer paso consistió en aplacar las respuestas primarias.

Junto al gozo que sentiríamos si el personaje, ya nuestro amigo, alcanzara el éxito tras aprovechar una segunda oportunidad que sin duda merecía, en el aire queda el dolor de las víctimas de sus primitivos desmanes. La imposibilidad de cambiar el pasado porque nuestro propio vástago no puede ser bebé dos veces.

La ecuación final es sencilla, el triángulo «Enano, piba, coche» ya no completa la felicidad. Al cuadrado le falta un elemento fundamental. El mayor robo del siglo tendría ahora como botín un puesto de trabajo. Quienes pagan o pagamos el rescate de bancos no quieren diamantes. Nuestro tesoro es una ocupación laboral.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 7 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=