InakiLancelot
  Casual day
 

EL JEFE ENTRA EN TERRENO PERSONAL

«Casual Day»
Director:
Max Lemcke.
Nacionalidad: Española
Intérpretes:
Juan Diego, Antonio San Juan, Luis Tosar, Javier Ríos, Estíbaliz Gabilondo, Álex Angulo, Carlos Kanowski
Estreno: 9/5/8


Desde que Serguei Eisenstein filmara la salida de los obreros de la fábrica en los albores del cine, diferentes autores han dirigido su mirada al mundo laboral. Cuando casi un siglo después, la actividad fabril se desplaza a China, en Europa dominan las firmas del sector terciario. Una de ellas protagoniza “Casual day”, donde los integrantes de tamaña aventura empresarial son fielmente retratados.

Max Lemcke nos presenta una pléyade de personajes totalmente reconocibles y actuales, si bien que arquetípicos. Siendo justos, habría que admitir que todos estamos hechos de retales de cada uno de ellos. El grupo no muestra cohesión alguna. Carece de cualquier sentido de colectivo, palabra que si se cita es como herramienta de sumisión. En el extremo, aunque tristemente realista, se sitúa el jefe de todos. Cualquiera ha sido víctima en su vida profesional de la ideología que éste transmite en cada uno de sus gestos y palabras. 

Nos encontramos en un medio donde las mujeres son excepción. De ellas, sólo las que trabajan en la whiskería han de llevar falda. Son las que han llegado desde Rusia en el maletero de un Skoda. En este ambiente se idolatra el sillón del despacho de la sexta planta, el que da derecho a someter en vez de ser sometido. Y para llegar a él, se ha de trabajar duro hasta dejar la propia huella en el asiento.

El film tiene una estructura de obra teatral, que encierra a sus personajes en un entorno aislado. Sólo los teléfonos móviles vencen esta barrera, transmitiendo mensajes escritos y conversaciones fugaces e impersonales.

El resultado del empeño queda en manos de los actores, quienes responden admirablemente. Alberto San Juan, un peldaño por encima de los demás, magnífico. Excelentes también Juan Diego, Luis Tosar (seis Goya y una Concha de Plata reúnen entre los tres), Álex Angulo, Carlos Kaniowski y el más joven, Javier Ríos. Contrasta muy acusadamente el estilo de Juan Diego, siempre a un paso del exceso, con la contención de los demás, más cercanos a la tendencia contemporánea que potencia la naturalidad.

El “casual day” se anuncia como un día fuera de la oficina para reforzar las relaciones personales entre compañeros. Sin embargo, el realizador sabe que se traspasa la frontera entre lo profesional y lo personal; que se indaga en los problemas individuales como mero utensilio. Se sirve de lo peor de cada miembro del equipo, tanto del autoritario como del débil, del ambicioso sin escrúpulos como del seguidista insensato.

Lo que la cinta destapa es que el problema no es el jefe malo, sino la concurrencia de tantas flaquezas humanas. Este mensaje es válido no sólo para los que acudan a un “kick off” como el descrito. Lo es para el día a día de todos nosotros.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 1 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=