InakiLancelot
  Matar el tiempo
 

THRILLER DE CARNE Y HUESO

«Matar el tiempo / To kill time»
Director: Antonio Hernández

Nacionalidad: Española
Intérpretes: Ben Temple, Yon González, Aitor Luna, Esther Méndez, Luisa Martín.

Estreno: 29/5/15

Antonio Hernández obtuvo gran reconocimiento por «Lisboa», en 1999, y tres años después dirigió a Fernando Fernán Gómez y Leonardo Sbaraglia como cabezas de un espléndido reparto coral para «En la ciudad sin límites», en mi opinión su obra cumbre y una de las cimas del cine español, merecido Goya al mejor guión.

Desde entonces y desde siempre ha alternado la pantalla grande con la pequeña, entregando productos como «El gran marciano», «Los Borgia» y «El capitán Trueno», su film anterior.

Retorna ahora al cine con un thriller de ritmo muy bien sostenido y con un interesante argumento, que abunda en giros nunca forzados y cambios de punto de vista. Una trama de suspense en cuyo tratamiento es un maestro.

La cuestión es que Hernández aprovecha en sus mejores películas para realizar frescos sociales desde una perspectiva muy valiosa. En este caso, su objetivo es un directivo de una multinacional estadounidense establecida en España. Un profesional abnegado y triunfador que revisa su trayectoria familiar y personal mientras se arroja por un tobogán de sentimientos y atracción adolescente hacia el peligro.

«To kill time», rodada en inglés casi en su totalidad, bebe de películas españolas que supusieron una gran novedad en su momento. Si «Rec» introdujo la cámara de vídeo digital o «10.000 km» la webcam, este film inserta ahora la retransmisión a través de internet de imágenes domésticas en tiempo real. Flota en el ambiente un cierto aire de telerealidad, creando incomodidad en el espectador que tolera diariamente un aluvión de imágenes de catástrofes y subvidas, sin compadecerse ni intervenir.

Frente a la debilidad de haber llegado después, «Matar el tiempo» opone como puntos fuertes su magnífico guión, su espléndido ritmo, las interpretaciones del reparto y su capacidad de superar la novedad de su premisa con un argumento muy bien cerrado. En este sentido, recuerda por su capacidad de crear tensión en un escenario único a la excelente «Buried», de Rodrigo Cortés.

«To kill time» muestra el centro de Madrid desde el punto de vista de un directivo profesional con tiempo sólo de otear la ciudad desde la ventana de un lujoso y céntrico hotel, se aleja puntualmente para permitirnos la visita de las urbanizaciones de reciente construcción en los extremos de la ciudad e introduce la cámara en conversaciones entre delincuentes tan dignos de temor como creíbles, tan violentos y desaprensivos como víctimas de sí mismos.

Este es el logro de esta cinta. Junto a la ya ponderada resolución de la trama, Hernández incluye un gran respeto por sus personajes, buenos y malos, héroes y villanos. Próximos, creíbles e inolvidables hijos de sus circunstancias. No sólo entretiene (y mucho). Además muestra con acierto, y desde una perspectiva avanzada, gentes de nuestro alrededor.

Inaki Lancelot

 
  ¡Hoy había/n 1 visitantesen ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=